Submitted by admin on Wed, 09/02/2015 - 14:17
Palabras claves
Hasan al-Mujtabā
Hasan al-Muytaba
Hassan al-Mujtaba
Hassan al-Muytaba
Hasan al-Muytabā
Imam Hasan
linked text

(Al-) Hasan ibn Ali ibn Abu Talib (en árabe: الحسن بن علي بن أبي طالب  (al-Ḥasan ibn ʿAlī ibn Abī Ṭālib) (c. 625 - c. 670), nieto del profeta del Islam Muhammad (p) (latinizado Mahoma), e hijo de Ali ibn Abu Talib (p) y Fátima az-Zahra (p). Miembro de Ahlul Bait, la Casa de Muhammad, y segundo Imam de los musulmanes shi’itas.

Índice

  • 1 Nacimiento y Familia

  • 2 Sus esposas e hijos

  • 3 En compañía de su abuelo el Profeta Muhammad

  • 4 En compañía de su padre Ali ibn Abu Talib

  • 5 Su gobierno

  • 6 Después del pacto

  • 7 Su martirio

  • 8 Bibliografía

  • 9 Referencias

Nacimiento y Familia

Imam Hasan (p), nieto del Profeta del Islam (p) e hijo primogénito de ‘Ali ibn Abu Talib (p)  y la hija del Profeta Fatima az-Zahra (p), nació el 15 del mes de Ramadán del tercer año de la Hégira (625 d.C.) en la ciudad de Medina (actual Arabia Saudí)[i].

Según las narraciones shi’itas, cuando Muhammad (Mahoma) acudió a casa de su hija para felicitarles por el nacimiento de su hijo, les comunicó a los padres de Hasan que Dios le había ordenado llamarlo Hasan, que significa benévolo, bondadoso, compasivo[ii].

Imam Hasan (p) tuvo un hermano y dos hermanas de sus padres, Imam Husein (p), Hazrat Zainab (p) y Umm Kulthum. También tuvo otra serie de hermanastros fruto de los casamientos de Ali ibn Abu Talib (p)  posteriores a la muerte de Fatima az-Zahra, siendo los más conocidos de entre ellos Muhammad ibn Al-Hanafiya y Abbas ibn ‘Ali (p).

Sus esposas e hijos

Las fuentes históricas difieren en cuanto a la cantidad de los matrimonios y divorcios de Imam Hasan (P), y su información no puede ser aceptada ni rechazada. De hecho, entablar este problema es a menudo debido a las divisiones sectarias y políticas.

Por otra parte algunos investigadores y estudiosos han mencionado errores en las referencias y el contenido de las tradiciones que hablan de este tema, las cuales ni siquiera mencionan con precisión los nombres de sus esposas. El único nombre que está claro es el de Ya’da bint al-Ash’az, que envenenó a Hasan y le provocó la muerte.

Imam Hasan (p) tuvo 15 hijos (8 varones y 7 chicas):

  • Zayd y sus dos hermanas, Umm al-Hasan y Umm al-Husain. Su madre fue Umm Bashir hija de Abu Masud ‘Uqba ibn Amr.

  • Hasan ibn Hasan, cuya madre fue Jawla hija de Manzur Fizari.

  • ‘Amr y sus dos hermanos Qasim y Abdul.lah, cuya madre era una sirvienta. Qasim y Abdul.lah fueron martirizado en la batalla de Karbala.

  • ‘Abdur Rahman, cuya madre era una sirvienta.

  • Husain conocido como Azram, su hermano y su hermano Talha y su hermana Fátima, cuya madre era Umm Is’haq, hija de Talha ibn Ubaidul.lah Tamimi.

  • Umm Abdal.lah, Fátima, Umm Salama y Ruqayya que eran de diferentes madres.

En compañía de su abuelo el Profeta Muhammad

Aproximadamente siete años de su vida transcurrieron al lado de su abuelo el Profeta Muhammad (p), quien lo amaba profundamente y frecuentemente repetía “¡Dios mío! yo lo amo, ámalo Tú también”[iii].

También dijo el Profeta (p) sobre sus nietos:

“Aquel que ame a Hasan y a Husain me ha amado a mí, y aquel que los odie y se enemiste con ellos, será mi enemigo”[iv].

“Hasan y Husain son los Señores de los jóvenes del Paraíso”[v]

“Estos dos hijos míos son Imames, ya sea que se rebelen (se alcen) o no”[vi]

La personalidad de Hasan era tal que su abuelo lo tomó como testigo en algunos tratados a pesar de su corta edad, como el tratado establecido con la tribu Zaqifi en el que Hasan junto a su hermano Husain firmaron como testigos[vii].

Igualmente Hasan se encontró entre los acompañantes del Profeta, junto a su hermano Imam Husain (p)  y sus padres, en el acontecimiento de Mubahalah, cuando la ordalía ante los cristianos de Niyran[viii].

En compañía de su padre Ali ibn Abu Talib (p)

Hasan fue un asiduo acompañante de su padre en los momentos más transcendentes de su vida. Pudo vérsele junto a su padre y su hermano Imam Husain (p)  cuando el califa Uthman desterró a Abu Dhar al Ghafari a las tierras de Rabazzah, desafiando el mandato del califa al acompañar y despedir al gran compañero del Profeta.

En el año 36 de la Hégira acompaño a su padre a Basra (Basora) para apagar las llamas de la sedición que desembocó en la batalla del Yamal (camello), y que había sido encendida en tiempos del califato de Ali ibn Abu Talib (p)  por aquellos que vieron peligrar los privilegios a los que creían tener derecho, encabezados por ‘Aishah (una de las esposas del Profeta), Talhah y Zubair.

También acompaño a su padre durante la guerra de Siffin contra la sublevación de Mu’awiya (gobernador de Shams -Siria- nombrado por el anterior califa Uthman). En esta ocasión Mu’awiya quiso sobornar a Hasan ibn Ali a través de Ubaidullah ibn Umar, ofreciéndole el gobierno a cambio de traicionar a su padre, a lo que Hasan se opuso rotundamente[ix].

Cuando Ali ibn Abu Talib (p) estaba a punto de morir, nombró a su primogénito Hasa como su sucesor, siendo testigos de este acto su hermano Husain (p)  y el resto de sus hermanos, así como los más notables de entre los seguidores de Ali.[x]

Su gobierno

La noche del 21 de Ramadán del año 40 de la Hégira murió víctima de un atentado Ali ibn Abu Talib (p) en la ciudad de Kufa (Iraq). Al amanecer del día siguiente Hasan subió al púlpito de la mezquita de Kufa e hizo un discurso en honor a su padre, tras el cual Ubaidullah ibn Abbas se puso en pie y reclamó de los asistentes el reconocimiento de Hasan como nuevo califa tal como había sido la voluntad de su padre, a lo que estos respondieron prestando juramento de fidelidad a Imam Hasan (p) .[xi].

Mu’awiya, que ansiaba el califato desde los tiempos de Ali ibn Abu Talib (p), se negó a reconocer el califato de Hasan y no sólo se negó a prestar el juramento de fidelidad al nuevo califa, sino que desde un primer momento se propuso su eliminación enviando agentes a Kufa con la intención de su asesinato, quienes fallaron en su intento gracias a la cota de malla que Hasan advertido vestía bajo sus ropas[xii].

Fallado el atentado, Mu’awiya movilizó su ejército hacia Iraq para combatir a Imam Hasan (p). Este por su parte ordenó a Huyr Ibn ‘Adi Kandi que alertara a los comandantes y prepararan a la gente para la inminente batalla, pero cuando Hasan se dirigió a ellos desde el púlpito de la mezquita de Kufa instándoles a dirigirse al campamento de Najilah, estos permanecieron inmóviles lo que desató la encendida reprimenda de Hatam At-Ta’i quien se levantó y exhortó a los presentes a obedecer a Hasan.

Qais Ibn S’ad Ibn ‘Ibadih, M’aqil Ibn Qais Riahi y Ziad Ibn S’as’ah At-Timi también realizaron elocuentes discursos y prepararon a la gente para el enfrentamiento, consiguiendo formar un ejército y dirigirlo al campamento. Allí se encontraron grupos heterogéneos entre los que además de los verdaderos seguidores de Hasan podían verse a Jauariy (jariyitas) cuyo interés no era el apoyo a Imam Hasan (p) sino únicamente luchar contra Mu’awiya, codiciosos en busca de botín y combatientes que sólo estaban allí siguiendo a sus jefes tribales, sin ningún otro motivo político o religioso[xiii].

Imam Hasan (p) envió a un grupo del ejército comandado por Hakam a la ciudad de Anbar, pero tanto este como su sucesor fueron sobornados por Mu’awiya y lo traicionaron. Entonces Hasan se dirigió a la región de Sabat Mada’in al frente de un ejército de 12.000 hombres comandado por Ubaidullah ibn Abbas y por Qais Ibn S’ad Ibn ‘Ibadih Ansari como sustituto.

Mu’awiya intentó sobornar a Qais Ibn S’ad con un millón de dírham, lo que este rechazó vehementemente. Entonces Mu’awiya intentó la misma operación con el propio comandante Ubaidullah ibn Abbas, quien sí aceptó el soborno y también traicionó a su tío Imam Hasan (p).

Posteriormente Mu’awiya recurrió al engaño enviando agentes simultáneamente al campamento de Imam Hasan (p) para propagar el rumor de que Qais Ibn S’ad se había pasado al bando de Mu’awiya, y al campamento de Qais diciendo que Hasan había pactado con Mu’awiya[xiv].

Estas mentiras provocaron el amotinamiento de los Jauariy y otros grupos opuestos a cualquier negociación, los cuales asaltaron y saquearon la tienda de Hasan hiriéndolo igualmente de manera grave en una de sus piernas[xv].

Los seguidores de Imam Hasan (p) lo llevaron a casa del gobernador de Mada’in, Sa’ad Ibn Mas’ud Zaqafi donde convaleció una temporada, durante la cual fue informada de las continuas deserciones de quienes habían compuesto su ejército.

En ese momento Mu’awiya propuso un pacto a Imam Hasan (p) en el cual se comprometía a incluir y respetar las condiciones que este considerase oportunas[xvi].

Dada la situación Hasan, al objeto de salvaguardar a sus seguidores y a las propias bases del Islam, consideró más oportuno aceptar este pacto en lugar de continuar una guerra para la que no tenía efectivos, por lo que sin otra alternativa y con muchas y muy difíciles condiciones, aceptó el pacto con Mu’awiya[xvii].

Entre las condiciones establecidas por Imam Hasan (p) en el pacto se encontraban las siguientes:

1.- La sangre de sus seguidores así como sus derechos deberían ser respetados y protegidos.

2.- La memoria de su padre Ali ibn Abu Talib (p) no podría ser insultada[xviii].

3.- Mu’awiya debería repartir un millón de dírham entre los huérfanos de las guerras de Yamal y Siffin.

4.- Imam Hasan (p) no se referiría en ningún momento a Mu’awiya con el título de Amir al Mu’minin (Comandante de los Creyentes)[xix].

5.- Mu’awiya debería gobernar según los preceptos del Corán y las tradiciones del Profeta[xx].

6.- Mu’awiya no podría transmitir a nadie el califato tras su muerte[xxi].

Algunas fuentes orientalistas acusan a Imam Hasan (p) de falta de vigor y resistencia en estos acontecimientos, y otras de marcado sesgo pro Omeya lo acusan directamente de haber vendido su califato para dedicarse posteriormente a una vida de placeres y lujuria. Sin embargo el análisis de la situación no sólo del conflicto en sí sino de la geopolítica del momento con un imperio bizantino al acecho dispuesto a aprovechar cualquier debilidad del estado islámico, demuestra lo oportuno que la decisión de Imam Hasan (p) teniendo como horizonte no tanto sus intereses personales como los del propio estado islámico.

Una vez que Mu’awiya consideró asegurada su victoria ofreció un discurso en la ciudad de Najilah (Iraq) en el que abiertamente declaró su decisión de no respetar el pacto suscrito con Imam Hasan (p).

El califato de Imam Hasan (p) había durado entre 5 meses y 10 días y 8 meses y 10 días, según las fuentes.

Después del pacto

Las presiones a las que Mu’awiya sometía a Imam Hasan (p) en Kufa hicieron que este decidiera trasladarse a Medina (actual Arabia Saudí), aunque en esta ciudad tampoco cambió grandemente su situación pues el gobernador nombrado por Mu’awiya, Maruan, era uno de los más insolentes agentes del nuevo califa. De él el Profeta había dicho “él es un sapo descendiente de un sapo, un maldecido hijo de un maldecido”[xxii].

La presión que sufrió Hasan en los últimos 10 años de su vida en Medina llegó al punto de que incluso se le hizo muy difícil mantener el contacto con sus seguidores, no obstante dedico este tiempo con sus enseñanzas a intentar salvar al Islam de la desviación a que estaba siendo sometido por los Omeyas.

Su martirio

Las fuentes shi’as aseguran que Mu’awiya intentó envenenar a Imam Hasan (p) en varias ocasiones, pero no pudo lograrlo. Finalmente, consiguió sobornar a una de sus esposas Ya’da bint al-Ash’az, bajo la promesa de casarla posteriormente con su hijo Yazid y el pago de 100.000 dirham. Tras el asesinato Mu’awiya pagó el dinero pero no cumplió con el prometido casamiento.

Imam Hasan (p) estuvo agonizando durante cuarenta días tras el envenenamiento antes de morir, falleciendo finalmente el 28 del mes de Safar del año 50 de la Hégira lunar (670 d.C.).

Igualmente las fuentes shi’as indican que Imam Hasan (p) había pedido ser enterrado junto a su abuelo el Profeta (p) y cuando su hermano Imam Husain (p) junto al cortejo fúnebre intentaron trasladarlo allí, ‘Aisha, Maruan y otros Omeyas se interpusieron al cortejo para impedirlo, estando a punto de entablarse una lucha entre los partidarios de Banu Hashim (la familia de Hasan) y los Banu Omeya, si bien finalmente la intervención de Ibn ‘Abbas impidió este enfrentamiento y el cuerpo de Hasan fue trasladado hacia el cementerio de Yannat al-Baqi’ siendo sepultado junto a su abuela paterna Fátima bint Assad.

Según otras fuentes Hasan murió por caudas naturales víctima de una larga enfermedad.

Bibliografía

  • Al-Irshad, del Sheij ul-Mufid

  • Bihar al anuar

  • Ghaiat ul-Maram

  • Haiat ul-Imam ul-Hasan ibn Ali

  • Imam Hasan ul Muytaba (P)

  • La llamada al combate, acerca de la vida de Imam Hasan (P)

  • Los Imames de la buena guía

  • Muqatil at-Talibii

  • Taqabat ul-Kabir

  • Tarij ul-Ia’qubi

  • Tarij ul-Julafa’

Referencias

[i] Al-Irshad, del Sheij ul-Mufid, p.169; Tarij ul-Julafa’, p.188.

[ii] Bihar, t. XLIII, p.238.

[iii] Tarij ul-Julafa’, p.188.

[iv] Bihar, t. XLIII, p.264.

[v] Tarij ul-Julafa’, p.189

[vi] Al-Irshad, del sheij Mufid, p. 181; Bihar, t. LXIII, p. 278.

[vii] Taqabat ul-Kabir, t. I, segunda parte, p. 33.

[viii] Ghaiat ul-Maram, p.287.

[ix] Haiat ul-Imam ul-Hasan ibn Ali, t. I PP. 444-445.

[x] Ídem, t. I, p. 479.

[xi] Al-Irshad, del Sheij ul-Mufid, pp. 169-170.

[xii] Bihar. XLIV, p. 33.

[xiii] Al-Irshad, del Sheij ul-Mufid, p. 171.

[xiv] Tarij ul-Ia’qubi, t. II, pp. 204-207.

[xv] ‘Idem, t. II, pp. 204-207; Tarij at-Tabari, t. VII, p. 1.

[xvi] Al-Irshad, del sheij Mufid, p. 172.

[xvii] Tarij ul-Ia’qubi, t. II, pp. 204-207.

[xviii] Al-Irshad, del sheij Mufid, p. 173; Muqatil at-Talibiin, p. 26.

[xix] Bihar, t. XLIV, pp. 2-3.

[xx] Bihar, t. XLIV, p. 65.

[xxi] Bihar, t. XLIV, p. 65.

[xxii] Haiat ul-Imam ul-Hasan Ibn ‘Ali, t. I, p. 218.

 

Ver más sobre el Imam Hasan Al Muytaba en:

Artículo: "Carta de Imam Ali (P) a su hijo Hasan (P)"